domingo, 26 de octubre de 2014

Reseña: El Horror de Dunwich de H. P. Lovecraft


FICHA TÉCNICA:

Título: El Horror de Dunwich

Serie a la que pertenece: Los Mitos de Cthulhu

Título Original: The Dunwich Horror

Autor: H. P. Lovecraft

Editorial: Libros de Zorro Rojo

Número de Páginas: 92

ISBN: 9788494033636


Nadie, ni siquiera quienes conocen los hechos relacionados con el horror reciente, puede decir con exactitud qué sucede con Dunwich; aunque las leyendas antiguas hablan de ritos impíos y aquelarres de los indios, en medio de los cuales invocaban a sombras prohibidas en las grandes colinas redondeadas y realizaban salvajes plegarias orgiásticas contestadas por fuertes crujidos y truenos bajo tierra. 


Wilbur Whateley, hijo precoz y monstruoso de una solitaria familia de Dunwich, conserva parte del atroz secreto del Necronomicón, el libro prohibido. El secreto no puede, no debe, ser revelado a los hombres: las fuerzas del mal perviven y pueden invocarse. Una vez desatadas, el mundo conocerá su apocalipsis. 

El horror de Dunwich es uno de los relatos más perturbadores de la literatura de terror. Las ilustraciones de Santiago Caruso se cuentan entre las mejores recreaciones gráficas del imaginario de H. P. Lovecraft.


De los tres relatos que me leí este fue el más largo y el más detallado. Aparte que dio gustó leerlo en la edición de la editorial Libros del zorro rojo, pues es una edición bastante cuidada y con ilustraciones de lo más macabras hechas por Santiago Caruso.

Esta historia inicia con el nacimiento de Wilbur Whateley. Hijo de Lavinia Whateley quien pertenece a la rama decadente de la familia Whateley. Lavinia es una mujer albina y deforme que vive con su padre anciano y medio loco, y del cual siempre han corrido rumores de que practica ritos de magia negra. En un inicio no tenemos conocimiento de quien es el padre de Wilbur, pero si se tienen una ligera sospecha. Al pasar el tiempo Wilbur crece, como es obvio, pero crece a una velocidad increíble. A los tres meses tiene el tamaño y la fuerza de un niño de un año de edad. El viejo Whateley se encarga de enseñarle al pequeño Wilbur todo acerca de los rituales y brujerías que más adelante tendría que utilizar para despertar al ser que adoraban: Yog-Sothoth. Algo igual de extraño que el crecimiento anormal de Wilbur, eran las continuas ampliaciones que hacía el viejo Whateley en la granja, eso hizo crecer las sospechas de la personas del pueblo hacia la familia Whateley. Al cabo de algunos años el abuelo de Wilbur fallece y le deja como misión abrirle las puertas de nuestro mundo a Yog-Sothoth, y de cuidar la cosa que vive en el primer piso de la granja. Para iniciar con su misión Wilbur necesita la copia completa del Necronomicón, pues la suya esta incompleta. Acude a la Universidad de Miskatonic donde descansa una copia del mismo, pero al ver que es imposible conseguir el libro decide robarlo. Allí encuentra su final y eso da inicio al Horror de Dunwich.

—Más grande que un establo… todo de cuerdas retorciéndose… con la forma como de un huevo de gallina más grande que cualquier cosa, con docenas de patas como toneles que se cierran al caminar… no tiene nada sólido… todo es como gelatina, hecho de cuerdas separadas que se retuercen muy apretadas… grandes ojos por todas partes… diez o veinte bocas o trompas sobresaliendo a lo largo de los costados, grandes como tubos de chimenea, moviéndose y abriéndose y cerrándose… todo gris, con algo así como anillos azules o púrpuras… ¡y por Dios… ese medio rostro en lo más alto…!



—Oh, oh, Dios mío, esa especie de cara… esa especie de cara encima… esa cara de ojos rojos y pelo quebradizo, albino, sin mentón, como los Whateley… era algo como un molusco, un ciempiés, una araña, pero tenía un rostro humano a medio formar y parecía el del brujo Whateley, sólo que tenía metros y metros de ancho…


En El Horror de Dunwich se habla de otra de las deidades mitológicas creadas por Lovecraft, Yog-Sothoth ("La Llave y la Puerta", "El Todo-En-Uno", "El Oculto", "El Abridor del Camino"). Aunque ya había tenido su aparición en la novela corta El caso de Charles Dexter Ward es en este relato donde tiene más protagonismo. En esta obra también se destaca el Necronomicón, que en el mundo horror de Lovecraft es un libro que contiene la realidad terrorífica de la historia oculta del mundo además de oscuros rituales con el poder de destruir toda vida en la tierra.

Este es un relato impresionante y está muy bien construido, una vez más las descripciones de Lovecraft son de lo más espeluznantes, todo el misterio y el horror que envuelven esta historia es fantástico. Lovecraft no tiene necesidad de relatar una historia súper larga y de explicar con pelos y señales todos los acontecimientos para atrapar al lector, él simplemente con lo justo te sumerge en un mundo de horrores con los que te aseguro tendrás un par de pesadillas. 




 La ciudad sin nombre
El ceremonial
EL HORROR DE DUNWICH
El que susurra en la oscuridad
En las montañas de la locura
Los sueños en la casa de la bruja
La cosa en el umbral
En la noche de los tiempos
El morador de las tinieblas

*Estos no son todos los relatos que forman parte de los Mitos de Cthulhu, pero si son los más importantes escritos por Lovecraft.



Dk.

9 comentarios:

  1. Jo, qué buena pinta. Me lo apunto pero ya :D

    ResponderEliminar
  2. Tiene muy buena pinta, tengo en ebook alguno de este autor así que no creo que tarde en leerlo. besos

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh! El Necronomicón! Me encanta!!! Tengo que leerlo! :-)

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Ya sabes que tengo mil ganas de leer algo de este autor!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Holaaa!
    como dije anteriormente, ADORO QUE TE GUSTE!!!
    gracias por la reseña!!!
    un besote enorme !
    :3

    ResponderEliminar
  6. Uu y yo que no conocía este libro??? ya mismo me lo apunto <3

    ResponderEliminar
  7. Lovecraft es un genio, me encanta:)
    y me gusta que te haya gustado tanto, es genial!
    Saludos:3

    ResponderEliminar
  8. No suelen gustarme los libros de este tipo así que no creo que me anime. Un besote :)

    ResponderEliminar